Envios

La entrega de la mercancía se realizará en el domicilio designado por el remitente, salvo por ausencia del destinatario o que por el peso, volumen o naturaleza del inmueble, no sea posible la entrega. En este caso, y con previo aviso, se efectuará dicha entrega a puerta de calle o en el centro de servicio de destino. En caso de ausencia del destinatario, se dejará nota de aviso de intento de entrega, siempre y cuando las condiciones lo permitan, así como la forma de acordar la misma. El cargo por ello será el establecido en las tarifas vigentes. No tendrá la consideración de incumplimiento del plazo de entrega aquel que sea causado por ausencia del destinatario; cambio del domicilio; dirección desconocida; falta de nombre o forma de contacto en domicilios particulares; impago de portes; suplidos o reembolsos; cierre por vacaciones; entregas fuera de plazo en segundo intento de entrega; y causas de fuerza mayor, caso fortuito u otras no imputables a la Compañía. Será requisito necesario para proceder a la entrega de la mercancía, la firma del albarán de entrega por el destinatario. En caso de la negativa del destinatario a firmar el albarán, la Compañía quedará eximida de toda responsabilidad. No se realizan entregas en apartados postales de correos. Una vez fijada la fecha de recogida del envío, no procederá el desistimiento del contrato.
Es necesario mostrar documento identificativo en la recogida de envíos en el Centro de Servicio Envialia. Sólo se entregarán envíos a otras personas cuando, tras identificarse, aporten la fotocopia del DNI, pasaporte o similar del destinatario y la correspondiente autorización debidamente firmada.

DÍAS DE ENTREGA

La prestación de los servicios se efectuará en días laborables y de lunes a viernes, salvo el servicio complementario de “entrega en sábado”. En el cómputo temporal del servicio contratado se excluirán los días festivos en el lugar de destino. Los plazos contractualmente pactados para la entrega de los portes se entienden sin perjuicio de los retrasos que pudieran ocasionarse por motivos de fuerza mayor o caso fortuito (temporales, nieves, cortes de carretera, huelgas, trámites u otras actuaciones de la Administración y/o Aduanas, retrasos de las compañías aéreas y/o navieras, etc.)